Coral Frag

Arbol de Kenia – Green Fluor

20,65

Hay existencias

Categoría:

Descripción

Morfología

La colonia de pólipos tiene apariencia arbórea, partiendo de un pie en forma de tronco, que está anclado en su extremo a la roca o coral muerto. Este tronco está muy ramificado, con diversas bifurcaciones, que en sus extremos presentan pólipos no retraibles, a no ser que la totalidad de la colonia se vacie de agua. El color de la colonia coralina oscila entre el blanco, el marrón, el verde y el rosa suaves. En su epidermis se pueden apreciar claramente espículas calcáreas, que se conforman para dar firmeza a la estructura arbórea de la colonia.​ La colonia alcanza los 41 cm de altura.

Hábitat y distribución

Habita en aguas enriquecias de nutrientes. Viven en pendientes del arrecife con corrientes moderadas y, mayoritariamente, a unos 6 m de profundidad.

Se les encuentra en el océano Indo-Pacífico y en el mar Rojo. Normalmente anclados en rocas y corales muertos o al sustrato.

Alimentación

Los Capnella contienen gran cantidad de algas simbióticas (mutualistas:ambos organismos se benefician de la relación) llamadas zooxantelas. Las algas realizan la fotosíntesis produciendo oxígeno y azúcares, que son aprovechados por los corales, y se alimentan de los catabolitos del coral (especialmente fósforo y nitrógeno).​ No obstante, los Capnella se alimentan tanto de los productos que generan estas algas (entre un 75 y un 90 %), como de las porciones de fitoplancton, que capturan ayudados de sus minúsculos pólipos.

Reproducción

Asexual, por brotes y por esquejes, y sexual: desovando en la columna de agua. Los óvulos fertilizados evolucionan a larva, que deambula unos días hasta fijarse al sustrato. Una vez allí, se convierte en pólipo, y, reproduciéndose asexualmente, conforman la colonia coralina. Tiene una gran capacidad de reproducción.

Mantenimiento

Es un coral de fácil mantenimiento y reproducción en cautividad. Requiere iluminación moderada. Prefiere fluorescentes T5 o led, para lo que deberemos aclimatarlo progresivamente, so pena de “quemarlo”. Debe tener corriente moderada.